Buscar

3 Pasos para Sanar

Actualizado: 10 ago 2021

Transmute Yourself Minis Episodio 10 - “Esa es la sanación. Tres simples puntos: la verdad, el perdón y el amor propio. Con estos tres puntos, el mundo entero sanará y ya no será un hospital psiquiátrico ”. - Miguel Ruiz, La maestría del amor: una guía práctica para el arte de las relaciones - Libro de sabiduría tolteca

La verdad te hará libre, dijo Jesús. Ese es el primer punto para la sanación real, emocional e incluso física, según Don Miguel Ruiz, y esa es también mi interpretación de la cita de Jesús. La verdad, ¿qué es, nos preguntamos tantas veces? Y la verdad es simplemente la realidad, es decir, lo que es, en contraposición a las historias que nos contamos en nuestra cabeza que se traducen en interpretaciones y suposiciones que profundizan nuestras heridas emocionales y nos legan a enfermar. ¡La verdad es simplemente lo que es real, lo que ha ocurrido y lo que ocurre!


La verdad es que la realidad tiende a ser mucho más dulce que las historias que nos contamos respecto a la misma. La realidad no juzga, simplemente es, las cosas pasan, y podemos decidir sacar lo mejor de ellas o aferrarnos a ellas y quedarnos estancados. Cuando dejemos de juzgar la realidad como buena o mala, ya sea un trauma del pasado o cualquier experiencia que nos esté impidiendo sanarnos y ser nosotros mismos en nuestro máximo esplendor, nos daremos cuenta de que todo lo que ha sucedido ha sido necesario para llevarnos a donde estamos ahora y nos ha traído sabiduría. El resto son historias en nuestra cabeza que, para empeorar las cosas, tendemos a exagerar a través de lentes de víctima que simplemente no son reales.


El segundo punto de sanación es el perdón. Perdonamos no para soltar a alguien del anzuelo de nuestro rencor, ¡sino para soltarnos a nosotros mismos del anzuelo! Como dijo una vez Malachy McCourt: “el resentimiento es como tomar veneno y esperar a que la otra persona muera”. El perdón no significa que tengamos que tener una gran relación o amistad con quien nos lastimó, simplemente significa que dejamos ir el rencor que tanto nos está causando estragos. Puede ser tan simple como ignorar las voces en nuestra cabeza que nos dicen por qué no debemos perdonar y abrir nuestros corazones y decir las palabras "Te perdono". Sí, es posible que el dolor todavía esté allí y que te lleve un tiempo soltarlo por completo, pero ese primer pequeño paso abrirá la tapa para soltar lentamente todo ese veneno que te ha estado dañando de adentro hacia afuera. Entiende que los que te lastimaron, lo hicieron bajo la influencia de sus propias drogas mentales, de su propio resentimiento, heridas emocionales o confusión, pero en el fondo, en nuestra esencia, quitando esas capas de dolor emocional que todos tenemos, todos somos bondad y amor incondicional.


El tercer punto es, para mí, el más importante: el amor propio. Si nos amamos a nosotros mismos de verdad, ¿dejaríamos que el trauma nos estanque? ¿Dejaríamos que el resentimiento nos controle emocionalmente y nos haga vivir una vida de dolor y desesperación? Creo que el amor propio reconoce que, hasta donde sabemos, solo tenemos esta vida que si decidimos hacerlo, ¡podríamos vivirla al máximo! También reconoce que el sufrimiento, aunque es parte de la experiencia humana, no tiene cabida en un corazón que está lleno de amor por sí mismo y, como resultado, por todos los demás y todas las experiencias de la vida.


¡Ahí lo tienes! ¡Confío en que ahora tengas algunas ideas geniales para comenzar tu propio viaje de sanación! Si quieres saber más sobre el autor de esta cita, de verdad quiero recomendarte el libro "La Maestría del Amor" de Don Miguel Ruiz, y también "Los Cuatro Acuerdos", que me ha ayudado a ver la vida de un nueva perspectiva.


No olvides comunicarte si necesitas apoyo en tu propia sanación y así explorar cómo puedo ayudarte a través de mis servicios de coaching. Para hacerlo, solo envíame un correo electrónico a javier.penalba@transmuteyourself.com. ¡Hablamos pronto!

30 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo